4 pasos para garantizar una auditoría de seguridad y salud en el lugar de trabajo eficiente.

Completar inspecciones en el lugar de trabajo de forma continua es una oportunidad para evaluar riesgos e identificar peligros en su lugar de trabajo. Revelan el estado actual de su lugar de trabajo y son parte de un proceso proactivo de prevención de lesiones. Al hacer esto de forma continua, puede identificar peligros y evitar que se desarrollen condiciones de trabajo inseguras. 

Las inspecciones diarias del equipo, las inspecciones iniciales de puesta en marcha, los recorridos de los equipos móviles, las inspecciones del supervisor y las inspecciones departamentales semanales o mensuales deben ser parte de su programa integral de inspección del lugar de trabajo. Siempre debe inspeccionar su lugar de trabajo después de un incidente o si recientemente ha agregado un nuevo equipo o proceso. 

A continuación, les presentamos 4 recomendados para garantizar una mejor auditoría de seguridad y salud en el trabajo.

Paso 1: Planificación de la acción a realizar

Un colaborador con buen conocimiento de los diversos procesos y procedimientos, el líder del equipo, el supervisor de piso y un empleado que sea miembro del comité paritario de salud (COPASST), deben trabajar juntos para completar las inspecciones de rutina. Este equipo de trabajo debe conocer y comprender los siguientes aspectos:

  • Accidentes previos y áreas de trabajo problemáticas para la salud y seguridad en el trabajo.
  • Tareas, operaciones y procesos industriales.
  • Peligros asociados con máquinas, equipos, procesos y el espacio de trabajo.
  • Estándares y requisitos de seguridad identificados en las regulaciones aplicables.

CACE Training School, una marca de HSE Group junto con su equipo de asesores expertos ofrece capacitaciones y asesorías en los temas mencionados anteriormente.

Paso 2: Inspección física del lugar de trabajo

Ningún lugar de trabajo puede considerarse 100% seguro y, como resultado, todos los lugares de trabajo, incluidas las oficinas, las áreas de mantenimiento, las áreas de almacenamiento, las instalaciones de estacionamiento, los vestuarios y las cafeterías, deben ser inspeccionados. Recuerda considerar lo siguiente:

  • El número y escala de los procesos, operaciones o tareas a inspeccionar.
  • El número de turnos, porque las actividades laborales pueden variar de un turno a otro.
  • Introducción de un nuevo proceso o una nueva máquina en el lugar de trabajo, que requiere una inspección especial.
  • Equipos peligrosos que requieren inspecciones en intervalos de tiempo fijos.
  • Procesos que representan un peligro significativo, que requieren inspecciones separadas y más frecuentes.

Paso 3: Redacción de informes

Los informes bien elaborados, hechos de manera práctica y concisa, ayudan a la gerencia a tomar medidas inmediatas sobre las observaciones de riesgo realizadas en la inspección. Es importante identificar quién debe recibir estos informes para garantizar que las acciones correctivas se tomen de inmediato. 

Paso 4: Seguimiento de las recomendaciones

La información obtenida de los informes debe utilizarse para implementar acciones correctivas si se encuentran problemas en el proceso de informes. La actuación y toma de decisiones de la gerencia incrementa el porcentaje de eficiencia de las inspecciones realizadas. Tenga en cuenta lo siguiente para priorizar las acciones que se tomarán:

  • Establezca un orden de prioridad para las acciones correctivas.
  • Identifique la necesidad de formación en determinadas áreas.
  • Explique por qué ocurren ciertos tipos de accidentes en ciertas áreas.

Finalmente, si desea mayor información o requiere alguna asesoría para garantizar la seguridad y salud en el trabajo, recuerde que nuestro equipo de expertos lo puede ayudar.

Somos CACE Training School, una marca de HSE Group. 

Tomado de: articulo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *