Inspección del usuario a los equipos de protección contra caídas según la norma ANSI Z359.11/2014

Todos los usuarios de nuestros equipos XP Safety Systems, una marca de HSE Group, deben cumplir con las instrucciones que indican las etiquetas y los manuales que acompañan el equipo y/o que se encuentran en la página de www.xpsafety.com.

Además de los requisitos de inspección establecidos en las instrucciones dadas por XP Safety Systems, los equipos deben ser inspeccionados por el usuario antes de cada uso y, además, por una persona competente, que no sea el usuario, a intervalos de no más de un año para identificar:

  • La ausencia o ilegibilidad de las etiquetas.
  • La ausencia de cualquier elemento que afecte la forma de los equipos, ajuste o función.
  • La evidencia de defectos, o daños a los elementos físicos incluyendo grietas, bordes afilados, deformación, corrosión, ataques químicos, calor excesivo, alteración y desgaste excesivo.
  • Evidencia de defectos o daños en la reata o cuerdas que incluyen deshilachado, dobleces, anudados, cuerdas o puntadas rotas o tiradas, elongación excesiva, ataques químicos, suciedad excesiva, abrasión, lubricación necesaria o excesiva, envejecimiento excesivo y desgaste excesivo.  

Es importante resaltar que los criterios de inspección de los equipos serán fijados por la organización del usuario. Tales criterios para los equipos deberán igualar o exceder los criterios establecidos por la norma que certifica el equipo o las instrucciones de XP Safety Systems.

Si la inspección revela defectos, daños o mantenimiento inadecuado de los equipos, el equipo deberá ser retirado permanentemente de servicio o seguir un mantenimiento correctivo adecuado por el fabricante del equipo original o su designado, antes de su retorno al servicio.

AUTOR: Omar Rodriguez